Europa universalis iii in nomine online

El monocordio es un instrumento musical de una sola cuerda que acompañaba la monodia al unísono; puede clasificarse dentro del grupo de cordófonos pinzados y frotados.
Su nombre se deriva de los términos latinos mono = una y cordum = cuerda.
Otras definiciones de este instrumento son:

Era utilizado para la enseñanza teórica y práctica de la música y como herramienta de medida, diapasón , para determinar el afinado de otros instrumentos (órganos, campanas, etc.) comparando los sonidos.

Pitágoras (siglo VI a. C.) hizo famoso el monocordio , instrumento que utilizó para identificar y definir los intervalos musicales y en la enseñanza de la teoría pitagórica de la relación entre los números y la música; entre otras cosas demostró que la frecuencia del sonido es inversamente proporcional a la longitud de la cuerda.
La primera referencia escrita sobre el monocordio se atribuye a Boecio (siglo VI d. C.); según su relato:

El mundo moderno estaba ocupado de forma discontinua e incompleta, de forma que solo China y Europa estaban tan densamente pobladas como para salir al exterior, aunque a China le faltó la existencia de un grupo interesado en el tema.

Europa era una civilización cristiana, geográficamente marginal, no muy desarrollada demográficamente y presionada por el Islam. Mostraba cierta vitalidad, capacidad para la asimilación cultural y la recepción de migraciones, junto con una tendencia expansiva en tres aspectos:

dinamismo económico, recuperación de la población y la reconstrucción del mundo rural, al quedarse los hombres en casa, aunque se mantuvo el marco jurídico de las relaciones jurídico sociales. La artesanía se recuperó, mejoraron las manufacturas, la metalurgia y el vidrio, aparece la imprenta. Los grandes beneficiarios fueron las ciudades del norte, lo que supuso el inicio del protagonismo del atlántico en el comercio, lo que algunos llaman una economía mundo.



Links: